lunes, 2 de enero de 2012

LA INFLUENCIA DE LA MENTE EN EL DEPORTE DE ALTO RENDIMIENTO.

Hasta en los Atletas de Alto Rendimiento la mente juega un papel importante, considerando el nivel científico y experimental que ha alcanzado la Psicología Deportiva y el nivel cada vez más alto que podemos ver en la máxima competición de cualquier disciplina deportiva, requieren de una intervención Psicológica específica para reducir al máximo las posibilidades de que la mente nos juegue una mala pasada.

Hay que considerar que el rendimiento deportivo es una combinación de preparación física del cuerpo y preparación psíquica de la mente,  si no se atiende a estos dos aspectos puede ocurrir que se rompa el equilibrio emocional que debe poseer el deportista sometido a tensiones específicas de su actuación. A esto último se le ha denominado decrecimiento psicógeno del rendimiento; es una forma específica de des automatización de los movimientos, siendo su consecuencia un aumento o disminución del nivel de activación del competidor bajo la influencia del estrés al cual no está suficientemente adaptado.

Se admite que el control voluntario de las acciones motrices puede ser considerado como uno de los principales factores del rendimiento y que, en el momento de la competición, ese control está determinado, no sólo por el dominio de las acciones mecánicas, sino también por las fuerzas internas conectadas a esas acciones. Dichas fuerzas son los estados emocionales de excitación, tensión o depresión, que a su vez originan modificaciones fisiológicas, hasta el punto de provocar modificaciones anátomopatológicas que en unos instantes echan por tierra todo el trabajo realizado durante mucho tiempo.
Sin embargo, la tensión emocional también permite mantener en movimiento los diversos flujos de nuestro organismo y constituye la respuesta o reacción a algún tipo de tensión externa.

 El pulso que se acelera, el ritmo respiratorio que cambia, los músculos que se agarrotan, estar sobre activado o por debajo del nivel requerido de activación, mantener el control visual, auto verbalización, focalización, gestos y actitudes corporales, rituales y creencias son algunas de las variables psicológicas que pueden surgir en el nivel más alto  de competencia deportiva.
A continuación podemos ver este interesante video, donde muchas de estas variables mencionadas anteriormente quizá puedan observarse, es la final de 100 metros con vallas femenina en el mundial de Daegu en Septiembre 2011.  





Autor: Lic. Gustavo Ruiz. Psicólogo Deportivo

Bibliografía: Balagué, G. (1993).La Psicología Aplicada al Deporte de Alto Nivel. Loehr, J. (1990). El Juego Mental-Preparación Psicológica.  
Fuente video: you tube
   Psicología Deportiva, Deportes, deporte, entrenamiento mental, fortaleza mental, habilidades psicológicas para el deporte, psicología del deporte, psicología aplicada al deporte, psicólogo deportivo, psicología de la actividad físisca y el deporte, psicodeporte, mente y deporte

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada