domingo, 12 de febrero de 2012

Psicología Deportiva: Estar preparado mentalmente.




En el camino del progreso y el aumento del rendimiento deportivo, no debemos dejar de entrenar ciertos aspectos que elevan la posibilidad de logro y crecimiento personal.



Seis tips para trabajar:

Autoevaluarse: El camino de la autoevaluación es la auto observación, buscar comprender nuestras emociones, reconocer nuestras fortalezas y debilidades. La actitud analítica (autoanálisis) consiste en tomar conciencia de los errores, reconocer las emociones,  poder expresar los sentimientos; conocerse no se da de un día para otro requiere estar atentos a nosotros mismos en la acción. Debemos conocer cada pensamiento,  cada palabra, cada sentimiento, cada emoción, conocer la actividad de la propia mente.

 ¿Qué descubro de mi cuando entreno?, ¿Cuáles son mis fortalezas?, ¿Cuáles son mis debilidades?, Entreno mucho, pero ¿lo hago bien?, ¿Por qué me enojo seguido?, etc.

Conversación interna. Tanto en la vida cotidiana como en la actividad deportiva siempre tenemos un dialogo interno, una conversación interna con nosotros mismos; antes y durante la performance nos tratamos de una manera determinada y según como nos hablamos moldeamos nuestras emociones que cambian nuestras percepciones. Según  Hardy, Gammage y Hall la definición de dialogo interno es el dialogo personal, en el que el deportista interpreta los sentimientos, percepciones y convicciones y se proporciona a si mismo instrucciones y reafirmaciones. La conversación interna negativa influye sobre el rendimiento del deportista, es señal de poca confianza y potencia las emociones negativas (miedo, ansiedad, mal humor, etc.), la idea es que el deportista este con el foco en lo que debe hacer y no en lo que quiere evitar (perder, equivocarse, ansiedad) o cree no poder lograr, la conversación interna expresa la manera en la cual uno se trata.

¿Cómo te tratas?, ¿Qué te decís en momentos importantes?, ¿Sabes escucharte?

Tendencia y predisposición al silencio:  El silencio le permite a la mente despejarse, vaciarse y ser conciente de sus propios estados, en el silencio podemos reencontrarnos; a diferencia de la autoevaluación aquí el objetivo es conseguir el desapego de pensamientos y emociones. Es importante encontrar un espacio en nuestras vidas que permita conectarnos con nosotros mismos desde este lugar, uno suele salir fortalecido y con mayor claridad cuando practica el silencio mental.

¿Puedo verdaderamente estar en silencio un buen rato?

 Capacidad de adaptación: Capacidad para estar preparado para todo lo que pueda ocurrir, la actividad deportiva (entrenamientos, competencias), es dinámica, de cambios permanentes, y el deportista debe estar preparado para saber fluir con los cambios, que no haya sorpresas, hay que trabajar para intentar que la menor cantidad de cosas  nos sorprendan en la competencia, hay que tener en cuenta que los cambios implican modificaciones en lo cognitivo, en lo emocional y en la conducta, y requiere que nos ajustemos a las variaciones de la realidad, de lo que está ocurriendo, y generemos recursos para adaptarnos a esos cambios.

¿Qué hago cuando se presentan cambios imprevistos?, ¿Qué me pasa cuando las cosas no salen como uno espera?, ¿Cómo reacciono?

Carácter: El término carácter tiene origen en el griego y significa marca grabada, señal que se esculpe o dibuja en algún objeto. El carácter es un conjunto de reacciones y hábitos de comportamiento que se han adquirido durante la vida y que dan especificidad al modo de ser individual. El carácter es una de las propiedades de la personalidad, se forja, se aprende; es la expresión de que se ha consolidado el deseo y la acción de buscar vías, medios para cumplir con determinados objetivos en su actividad, enfrentando los obstáculos correspondientes. El carácter implica integración, determinación y fuerza, todos atributos importantes a la hora de entrenar y competir.

Integración: concordancia entre las actitudes hacia aspectos diferentes de la realidad. Ausencia de contradicciones entre aspiraciones e intereses. Coherencia entre la palabra y la acción.
Determinación: Firmeza de la línea de conducta, convicciones solidas.
Fuerza: Energía que el hombre moviliza para emprender sus actividades.

¿Coincide lo que pienso, lo que siento y lo que hago?, Lo que hago, ¿lo hago con convicción?, ¿Con que energía realizo mis actividades (entrenamientos)?


Capacidad de autocontrol, gobernarse a sí mismo, dominar las emociones,  los deseos, y controlar los impulsos, sobre todo aquellos que influyan negativamente en el desarrollo y rendimiento deportivo.

¿Puedo decir NO cuando corresponde?

Entrena tu mente y profundiza el conocimiento que tenés de vos mismo.

Autor: Lic. Gustavo Ruiz
Psicología Deportiva, Deportes, deporte, entrenamiento mental, fortaleza mental, habilidades psicológicas para el deporte, psicología del deporte, psicología aplicada al deporte, psicólogo deportivo, psicología de la actividad físisca y el deporte, psicodeporte, mente y deporte
Hardy, J., Gammage, K., Hall, G., (2001) Un estudio descriptivo sobre el dialogo interno. Psicología Deportiva.

Ordaz Ducunge, E., (1996), Terapia Ocupacional para la Rehabilitación.